pradera.jpgNo todo es playas y sofisticados casinos en la tierra del buen sol. Basta con alejarse solo un poco de las arenas y sumergirse hacia el interior para comenzar a disfrutar de alternativas por demás espectaculares.
Las cadenas montañosas están adornadas de un verde intenso y seguramente disfrutará de los mejores atardeceres de su vida. La vista no deja nada al azar, porque los colores se mezclan unos con otros para dar un show natural.
En el parque nacional Bahoruco puede darse el lujo de divisar la más amplia vegetación. No se puede perder sus enormes jardines, que son grandes extensiones de plantas unidas unas con otras y dividiéndose color a color.
El espectáculo mayor esta a cargo de las orquídeas, aunque los jazmines dan que hablar bastante. Este recorrido es ideal en caso de que decida pasar unas vacaciones en pareja ya que se presenta como un cable a tierra para cortar un poco con la adrenalina de diversión que producen los centros turísticos más importantes. Es una forma de relax incomparable que no se debe perder.
Y no se olvide de agradecerle a la gente de Por Descubrir cuando finalice el día y se de cuenta de que ha sido una experiencia para recordar, aunque si se olvida no hay problema ya que estamos para ayudarlo a disfrutar al máximo de las posibilidades que tiene a la hora de elegir un destino.