Según cuenta la historia, Cristóbal Colón en su segundo viaje vino acompañado de un italiano de apellido Sabona y quiso bautizar a la nueva isla con el nombre de su amigo, pero con el correr de los años los habitantes, al serles difícil de pronunciar ese nombre comenzaron a llamarle como hoy se la conoce, «Saona»
Es una de las excursiones mas solicitadas en la región, se encuentra a dos horas de carretera de Santo Domingo y luego un viaje en catamarán de casi dos horas. El trayecto en la embarcación es muy confortable, se puede comer y disfrutar de una vista única.
saona.jpg

Una vez en destino se puede disfrutar de almuerzos completísimos, clases de merengue y salsa o tragos en las pintorescas playas que tienen un color intenso combinado con el agua cristalina que se presenta de una manera singular. Decíamos que era una de las excursiones con más éxito porque todos los paquetes turísticos la incluyen u ofrecen a sus clientes. Saona es un paraíso dentro de otro y recomendamos que lo visite, es ideal para hacerlo en familia ya que las actividades son muy variadas y todos pueden disfrutar a su manera. Por si le interesa estar al tanto la excursión no es cara, ya que ronda los 35 dólares por persona.