Por lo que nos concierne a nivel de experiencia, los habitantes de la isla son agradables por demás. Esta es una faceta propia de todos los habitantes del caribe. Ellos mismos reconocen las similitudes en los estilos de vida de los dominicanos, haitianos, puertorriqueños, jamaiquinos, cubanos y todos los que viven por allí. Son hospitalarios porque ayudan al que lo necesita sin pretender más que un sentido agradecimiento a cambio. Parecen despreocupados pero no hay que confundir eso con la falta de responsabilidad, ya que son muy trabajadores en cualquier actividad que realizan.
dominicano.jpg
Todos tienen una playa relativamente cerca, por lo que adoran a la naturaleza y la protegen con uñas dientes cuando es necesario. Para que tengas una idea mas palpable, compáralos con la gente que en tu país vive en las zonas costeras y notaras como da la impresión de que viven a un rito menos acelerado en el que el reloj no es un enemigo y la tranquilidad es la base para salir adelante en el día a día. La religión que predomina en la zona de las islas del atlántico es la católica, por lo que también están emparentados y unidos en ese sentido.