Sin lugar a mayores dudas, estamos hablando de uno de los más grandes exploradores que han existido en todos los tiempos. Nació en la ciudad de Florencia, Italia y desde muy pequeño se ha sentido atraído por la navegación y exploración de los territorios a los que los europeos de aquellos tiempos desconocían. Mas allá de los miedos que muchos tenían a salir a los mares altos, alguno, entre ellos Vespucio, resaltabas del montón porque sabían y estaban seguros que el único problema podía ser una tormenta ya que los famosos monstruos de las aguas eran inexistentes.
vespucio.jpg
Tuvo la posibilidad de redactar cinco cartas a diferentes autoridades de la corona en las que contaba las maravillas de la zona que estaba teniendo la suerte de descubrir y entre todas ellas, se sabe que Américo paso unos días en la isla hispana, tal como lo redacta en sus cartas remarcando que se trataba de uno de los más bellos sitios que sus ojos habían tenido la posibilidad de ver. Dominicana en aquellos años era uno de los puntos de referencia de navegación y la mayoría de los navíos se abastecían en sus costas antes de continuar con los largos viajes a los que se habían acostumbrado.